Homenajes
Por Nora Guerrero

Estimados lector-lectora, corrijo un yerro: El estacionamiento, cuyo jardín le mostré en mi artículo anterior, está ubicado en la calle Juan Soto. Es curioso, lo identificó la querida Rebeca Bouchez y me lo informó. Lectora atenta, sin duda. Ahora le cuento que esta semana, la maestra Ely Núñez organizó un homenaje al maestro Marco Antonio Figueroa Quinto, por toda una vida de servicio en la cultura, la educación, el deporte, el arte y mas. Allí, Ely le declamó Canto a Jalapa de su padre, el poeta Ángel Núñez Beltrán, que retrata a nuestra capital, de cuerpo entero…

A ti…la cumbre ilustre de adalides, 
rincón veracruzano entre la sierra
oriental de mi patria, brindo el verso
gentil y poliforme de mi númen
con todo aquello que mi mente encierra…

A ti…golondrina agorera de la vida
cuyo nido formó en la celosía 
del viejo Macuiltepec, cobijada 
por la niebla serrana, enamorada,
que tu espíritu joven envolvía…

A ti…la musa de las flores
cuyo tálamo creó entre los jardines
en el sueño de límpidos amores,
recamado con pétalos sedosos
de camelias, claveles y jazmines…

A ti, la ofrenda de mi pobre lira 
hoy traigo emocionado,
y te canto el romance de mi alma
con toda gratitud, porque le diste
un hogar a mi ser desamparado.

Le canto a tu grandeza, a la memoria
de tus hijos preclaros, cuyo nombre
dieron prez y timbres a la historia;
le canto a tus paisajes, barnizados
con los bellos pinceles de la gloria.

Al arrullo de frondas y arroyuelos
donde el pájaro agreste posa el nido
y beben los canarios y jilgueros,
mientras vaga mi espíritu, teñido
con el oro sutil de tus luceros.

Le canto a tus callejas coloniales
tapizadas de típicas baldosas; 
le canto a tus balcones, enrejados,
donde cuelgan, lo mismo que los besos,
el polícromo enjambre de las rosas.
xalapaflorida@hotmail.com
Le canto, a tu belleza de sultana
que se embriaga en la luz de las auroras
y se pinta de rojo en la mañana,
mientras Cronos, al mundo va regando
el misterio silente de las horas.

Le canto a tus mujeres, cuya fama
de belleza y virtud, marcan las liras
de músicos, poetas y pintores,
sin decir, en verdad, si son mas bellas
tus  divinas mujeres o tus flores.

 Le canto, a todo lo que tu posees:
 tus parques, tus jardines, tus paseos;
 tu espíritu ancestral, donde la vida,
 respetando tus formas coloniales,
 te prodiga de ciencia y de trofeos.

Le canto, a las virtudes de tu pueblo,
que sufriendo el estrago del camino,
como un Díaz Mirón, le grita al mundo
su espíritu rebelde, en el profundo
sentimiento de raza en su destino.

Con la frente muy alta en sus dolores;
con el pecho dispuesto en el combate,
con la faz sudorosa en las labores,
es tu pueblo por todos respetado,
¡brazo que lucha y corazón que late!

Por todo aquello que mi pobre lira
quisiera pergeñar, te canto ufano,
a ti, Jalapa, la divina Diosa
del Macuiltepec, que se yergue altiva.
¡Capital del solar veracruzano!…

Tal es mi gratitud, que mi deseo,
como un testamento consagrado
por si llego a morir en tus confines,
es esperar, para mi pobre cuerpo,
¡un sepulcro perdido en tus jardines!
Xalapa, Ver., febrero de 1962

Publicada en facebook: Fernando Batiza Ortiz

n v radio SIGUENOS EN TU CELULAR
Y TAMBIEN ESCUCHANOS EN
-o0o-

 

 

 

 


Remembranzas del terruño
Por Nora Guerrero

En ocasiones anteriores, estimados lector-lectora, ya le he compartido textos del libro “Mis Recuerdos” del maestro Rafael Martínez Morales, participante, junto con su esposa Rosita, del Concurso de Fachadas Floridas, en varias ediciones. Hace algunas décadas llegaron a residir a Xalapa, originarios del municipio de Ixhuacán, hermoso lugar “Rodeado de cuatro cerros, donde cantan las calandrias y contestan los jilgueros” -dice el maestro Rafael- quien mucho nos hace saber  del amor hacia el terruño que lo vio nacer y de las bondades de la naturaleza de las tierras veracruzanas. Dejo al maestro en el uso de la voz, ya nostálgica, ya emocionada:
“Antes las había en abundancia”
            “Así como han desaparecido ciertos animales en mi pueblo y sus alrededores, ha sucedido con ciertas plantas, como la “yerba del ángel” en las rastrojeras, la cual era utilizada por nuestras abuelas para realizar algunas curaciones.
            “En las rastrojeras también abundan palmas que producían hermosas flores, que en botánica se denominan “tigridias”, compuestas por seis pétalos, que forman una cavidad cóncava con infinidad de lunarcillos rojos; tres de esos pétalos sobresalían por su tamaño y sus extremos colgaban como cuelgan las orejas de los perros de caza.
            “En las riberas de los arroyos existían otras palmas de cuyos tallos centrales brotaban innumerables y bellas florecitas de color naranja.
            “Otra planta que ya no es frecuente es la flor de mayo, que comunmente vivía, no se si como parásito o en asociación simbiótica, sobre los gruesos tallos de los izotes. En el patio de la casa de mis abuelos, en Ixhuacán, había un viejo izote que anualmente se adornaba con esas hermosas flores rojas. Sobre los numerosos corrales de piedra que existían en las orillas de mi pueblo, había una bonita planta de color verde-cenizo, a la que llamaban “rosetón”; además, se extendían sobre esos corrales, largos y delgados tallos de una planta de color verde intenso, que contrastaba bellamente con el color morado de sus flores acampanadas”.
           
“La voz de un arroyo”
“En uno de tantos parajes tan tranquilos como hermosos, en los que impulsados por el viento, los liquidámbares y los encinos rozan sus ramas unos con otros, como amigos o vecinos que se saludan; parajes en los que escuchas los golpes de los pájaros carpinteros sobre los troncos de los árboles, así como el monótono e interminable canto de los grillos; parajes en los que de pronto, desde lo mas espeso de la arboleda, se deja escuchar el canto alegre del jilguero; en los que oyes las dulces y a la vez tristes quejas de la tórtola; en los que caminas sobre alfombras de hojas secas que crujen bajo tus pies; en los que te diviertes mirando las ardillas que saltan inquietas entre las ramas; en los que los prolongados intervalos de silencio son como remansos de paz tranquilizante; si, en uno de esos parajes atraviesa una cañada cuyo fondo se ha convertido en el cauce de un arroyo, con aguas que afloran en la parte elevada del terreno, y pasan alimentando plantas y animales; aguas que al verlas correr y al escuchar su murmullo parecen decirme: ‘De la misma manera en que descendemos y nos alejamos hasta llegar al mar, pasan y se alejan los minutos de tu vida; se van…y se van para siempre’. Estas aguas que ves ahora limpias, transparentes, serán sin duda contaminadas por los humanos antes de llegar a su destino. Ojalá pudieras tu, antes de llegar al tuyo, caminar siempre por senderos tranquilos, sin bullicio, sin corrupción y sin egoísmo”.         Por su amor a la naturaleza y a la vida, ¡Gracias maestro! xalapaflorida@otmail.com

Publicada en facebook: Fernando Batiza Ortiz

n v radio SIGUENOS EN TU CELULAR
Y TAMBIEN ESCUCHANOS EN
-o0o-

 

 

 

 


Evangelina naturista
Por Nora Guerrero

De la pluma de Marina Anleu: “Sirva este valioso espacio para compartirle una singular  vivencia que en una oda a la resiliensia: La capacidad de sobrevivir a situaciones adversas extremas y lograr reconstruirse para compartir la experiencia, aprender y formar redes de apoyo para prevenir y afrontar estos eventos humanos no gratos. Es una muestra de la gran calidad de vida de una mujer de 78 años orientadora naturista que pregona con el ejemplo, la disciplina cotidiana de cuidar su cuerpo, su mente, su espíritu y su entorno natural. Demuestra que, aplicar sistemáticamente los conocimientos adquiridos en el vivir diario es muy útil ante cualquier circunstancia, incluyendo la adversidad y salir avante.

Se trata de Evangelina, Eva para nosotros. Desde el año pasado los asiduos visitantes del parque Alameda extrañamos su espigada silueta en su caminata matutina. No nos preocupamos mucho pues pensamos que se había ido de viaje de placer o a impartir sus interesantes cursos de orientadora naturista y que retornaría a Xalapa a cargarse de  energía ydar consulta a sus pacientes que acuden mas que enfermos, desahuciados.

Me comenta que ya se especializó en desintoxicar a quienes llegan atiborrados de medicamentos y con malos hábitos de vida (respiran mal, comen mal, no duermen bien y se someten a presiones innecesarias). Pues acertamos, estaba fuera de Xalapa. Eva tenía planes de turistear en la ciudad de los palacios, visitar museos, comer en alguno de sus restaurantes favoritos. Había pensado reunirse con su hermana y disfrutar juntas el paseo. Todo iba bien, hasta que en el  metro, al pasar por una escalera se le dobló un pie, perdió el equilibrio y cayó en el andén sobre su brazo derecho, mismo que resultó muy dañado y con otras lesiones en diferentes partes del cuerpo.     

Sin embargo Eva afirma ¡Me caí en el mejor lugar! Seguramente porque es un sitio donde hay cámaras de circuito cerrado, vigilado permanentemente y donde no se pueden fácilmente cometer anomalías como atacarla o robarla. Todos se portan de la mejor manera pues están siendo grabados y pudo ser atendida de inmediato. Narra que se le acercó una señora y le recomendó quedarse quieta. El vigilante del metro le preguntó si podía levantarse, un señor impecablemente vestido, al percatarse que venía sola, dijo que se encargaba de todo. Allí mismo un médico la atendió, posteriormente la hospitalizaron. Y, aunque cuenta con atención médica, su familia decidió trasladarla a Cuernavaca donde cirujanos traumatólogos con asesoría médica desde Suiza, la intervinieron quirúrgicamente y le acomodaron su brazo. Posteriormente retornó a Xalapa donde se encuentra rehabilitándose con atención personalizada de Hilda, una excelente vecina, fisioterapeuta jubilada quien aceptó apoyar a Evangelina para su rehabilitación. Evangelina comenta que a través de esta experiencia de vida se percató que hay profesionistas de la salud con vocación de servicio.

Eva temió quedar discapacitada pero, semanas después, llegó a visitarme manejando su auto con la mano izquierday está atendiendo a sus pacientes por las tardes.

Ya se da tiempo para prepararse e inscribirse una vez más en el concurso de Fachadas Floridas de Xalapa de la que es asidua participante, pues adoptó desde hace más de dos décadas un área verde del parque hundido frente a su casa en Indeco Ánimas, donde ha sembrado mandarino, guayabo y  macetas con geranios y belenes de colores .

¡Celebremos la vida con  Evangelina!” Gracias Marina… xalapaflorida@hotmail.com

Publicada en facebook: Fernando Batiza Ortiz

n v radio SIGUENOS EN TU CELULAR
Y TAMBIEN ESCUCHANOS EN
-o0o-

 

 

 

 


Continuamos con los propósitos para 2016
Por Nora Guerrero

“Me encanta aprender de Marilyn, quien cuida un área verde colindante a su casa y que “apapacha” a un majestuoso cedro al que que un rayo partió y quemó y del que admirablemente surgieron retoños de una rama que se conservó.Parael cumpleaños de DonTeo -el vigilante honorario del Parque Alameda- ella no pudo asistir al festejo que organizaron vecinos, pero envió un regalo y mandó a enmarcar los reconocimientos que ha recibido el personaje. En 2013, le emocionó participar en el Certamen de Fachadas Floridas y enmicó el diploma que recibió, colocándolo en el área verde que ella cuida.

                “En el mismo parque conocí a mi amiga Nohemí, ella auxilió a Don Teo cuando se accidentó y comenta sabiamente que hay que aprender de él, que vive sin necesitar tantas cosas como muchos de nosotros. Inició la recaudación de fondos para la puerta de la vivienda de Don Teo y se unió a su festejo de cumpleaños.Nohemí tiene un hijo chef que es su orgullo y lo vinculó con un niño de la colonia queestá participando en un concurso de Master Chef infantil para capacitarlo sin costo alguno. Tanta generosidad, regocija.

“Quiero aprender de Doña Carmen que estuvo atenta de que Don Teo tuviera asistencia médica y que comiera adecuadamente durante el tiempo de su recuperación. Para ser una mujer tan ocupada, se da el tiempo para ser generosa con quien más lo necesita. De mi prima Yola -enfermera jubilada- que es un ángel terrenal y sigue atendiendo altruistamente a un adulto mayor y a una joven con parálisis cerebral. De la maestra Bellita que estando jubilada sigue sembrando sus conocimientos en niños que son distraídos y adultos analfabetas que se lo solicitan.

“De la contadora Lety y Doña Olga que cada día están más entregadas a la causa de dar calidad de vida a los perros que recogen de la calle y los cuidan. Y también de Martita que careciendo de casa propia, donó un terreno para albergue de perros y gatos desamparados. Realiza eventos para generar fondos y mantenerlos, pues cada día son más las personas que cruelmente abandonan a estos  animales.
“Quiero aprender de la médica Judith a quien conocíen 1991 y desde entones viajaba a las comunidades rurales de la sierra veracruzana para atender a la gente más necesitada. Aveces no tiene ni para los pasajes. También atiende personas de la tercera edad que son olvidados en los asilos aun cuando tengan hijos y familiares.

“De mi amiga médica Nohemí, quien prefiere atender a la población en desventaja social y económica a pesar de recibir ofertas para obtener mayores ingresos económicos. De Doña Audelia que teniendo 86 años de edad sigue concursando en certámenes de caminata y de Fachadas Floridas. Sigue siendo la gran luchadora social que evitó que el parque las Hayas fuera convertido en cementerio (Bosques del Recuerdo). También luchó para que el panteón antiguo de Xalapa no fuera convertido en centro comercial o habitacional y coadyuvó para la fundación de su vecina escuela primaria. Su sala luce tapizada de trofeos, fotos y reconocimientos de su labor como enfermera, deportista y combativa social. 

“Aprender de mi amiga Martha Leticia, maestra normalista y médica que desde 1985 ya trabajaba con grupos indígenasaltamente marginados. Les entrega sus conocimientos y a la vez les comparte un buen pozole o mole que ella misma prepara en la montaña, donde la temperatura es bajo cero.Del médico alópata y acupunturista Martín y del maestro Simón que ofrecieron altruistamente sus conocimientos al servicio de un centro comunitario ubicado en una zona marginada y que fue tomado como modelo a nivellatinoamericano.

“De la médica Blanca Leonarda, poblana, rubia de ojos azules y baja de estatura, con   menudas y mágicas manos de magnífica partera. De Zacapoaxtla viaja a comunidades intrincadas donde ha salvado muchas vidas y ayudado a madres serranas a parir”. Buenos ejemplos de vida, Marina. xalapaflorida@hotmail.com

Publicada en facebook: Fernando Batiza Ortiz

n v radio SIGUENOS EN TU CELULAR
Y TAMBIEN ESCUCHANOS EN
-o0o-

 

 

 

 


Árbol de amigas
Por Nora Guerrero

Hace una semana, mi amiga Tere Soto, asidua lectora de este espacio de comunicación, me escribió para comentar sobre el tema de la semana y me invitó a desayunar. Fuimos al restaurante de un afamado y tradicional hotel de Xalapa donde sirven un exquisito y variado buffet. Nos instalamos junto a una larga mesa donde había un grupo de mujeres que se fue incrementando hasta llegar a las cuarenta. Eran amigas. La mayoría, de edad interesante… pasando los cincuenta. Muy guapas, muy arregladas y bienvestidas. Sonrientes, alegres, festivas…Iban al ágape, al encuentro fraterno, a celebrar la amistad con entusiasmo. Una a una fueron poniendo  sus grandes bolsos en un perchero alto, en momentos se juntaban dos o tres para acomodarlos hasta que el madero cayó vencido. Eso provocó risas y un poco de alboroto, pero se reacomodaron las abultadas carteras y la reunión continuó.

            Precisamente ese detalle motivó mi reflexión: La presencia de las mujeres, difícilmente es discreta. Con las honrosas excepciones que hay, normalmente las mujeres manifestamos nuestra presencia: El perfume, la vestimenta atractiva, las pláticas y voces imperiosas, las risas…las bolsas. Dentro de ellas podemos encontrar los mas curiosos e insólitos artículos: Mas allá de maquillajes… la agenda, un libro, el abanico, el cortauñas, las tijeritas, billetera, toallitas, biberones, agua, cepillo de dientes y de peinar, plumas, engrapadora, antibacterial, agujas, estambre, hilo, pastillas para el dolor de cabeza (la presión, la alergia, anticonceptivas) y un sinfín de cosas. Cierto, somos criticadas pero ¡Como solucionamos imprevistos! Con toda razón, el perchero cayó al suelo cargado de esos botiquines ambulantes.

                        Ese árbol de bolsos acusaba la presencia de sus dueñas: Como frutos, como flores pendiendo del árbol del amor, la amistad y la coincidencia. Las amigas son las hermanas elegidas, las aliadas, las cómplices y ocupan un lugar preponderante en nuestra vida.
            Le cuento que la primera amiga de mi vida es Pilar con quien ya vamos cumpliendo los cincuenta años. Por tanto, ya somos hermanas. Y puedo mencionar a otras entrañables como Carmelita, Concha, Mariana, Santa, Alba Alicia, Marcela, Rosa  Elvira, Rosa Elena, MariToña, Noemí, Silvia, Catalina, Flora, Edith, Carmen, Alma, Andrea, Verónica, Irma, Aurorita -con quien este sábado me reuniré a cenar-, Olivia y Angélica, que se me adelantaron en el camino; Maricela, Rebequita, Ana María, Lucy, Suheil, Dolores -mi amiga extraviada-, Lupita, Lucy, Alicia, Beba y, como dice una canción muy popular: “Las altas y chaparritas, flacas, gordas y chiquititas, solteras y viudas, divorciadas y chatas de caras bonitas”… Todas ellas compañeras del camino, confidentes, consejeras, maestras.

            Las amigas y los amigos somos árboles, dadores de flores y frutos, de sombra, cobijo, nido y hogar de aves. Nos damos así, en abundancia, como manifestación de vida y amor. Creo que este tiempo es propicio para honrar a los árboles viejos, abrevar de su savia y fortalecer lazos de amistad y de concordia con nuestros semejantes, con nuestro entorno. Tiempo de sembrar nuevos amigos y nuevos afectos, hacer nuevos surcos y fortalecernos en la cotidiana convivencia. Amiga-amigo, ¡Salud por nuestros bosques! xalapaflorida@hotmail.com

Publicada en facebook: Fernando Batiza Ortiz

n v radio SIGUENOS EN TU CELULAR
Y TAMBIEN ESCUCHANOS EN
-o0o-
ERES EL VISITANTE NUMERO
contador de visitas

Los comentarios aquí presentados, representan exclusivamente la idea del invitado y no la opinión de .:: NV Noticias ::. quien sólo da la oportunidad a todos los mexicanos de expresar sus comentarios de acuerdo a los Art. 6º y 7º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.